5.1.06

Carta a sus majestades

Querido Reyes Magos, este año no he sido todo lo buena que podría haber sido, tampoco he sido todo la mala que podría haber sido…así que conformaros con lo que he hecho, xq yo me siento bien.
He empezado de nuevo a estudiar, creo que estoy encauzando mi vida poco a poco (como debe ser) sin trompicones y esquivando los golpes lo mejor que puedo, como me enseñaron de pequeña en las clases de kárate a las que mi padre tanto se empeñó que fuera y ahora agradezco. El baloncesto también me fue bien, ya que hago unas fintas a la vida que da gusto ver.
Está claro que podría ayudar más en casa y que podría sacar mejores notas, todo se andará, además mi abuela dice que cuando tenga mi propia casa seguro que la tengo como los chorros del oro, que mientras viva en casa de papá y mamá aproveche para vivir la vida (sin pasarme).
He vuelto con la niña de mi vida, y creo que me estoy creando mucha (no demasiada) dependencia de ella y aunque vosotros se supone que sois católicos y no os gusta esto del bollerío creo que no os opondréis a mi felicidad, verdad?

Sé que esta carta os llegará unos días después de que paséis por casa a dejar los regalos, pero da igual. La verdad es que no os habéis portado nada mal, en cuanto a cosas materiales se refiere, no me esperaba tanto y sobre todo gracias por darme una hermanita tan bocazas que una semana antes ya me había dicho todo lo que me ibais a traer, que no cambie nunca porfa!.

Lo único que pido para este año es un poquito de coherencia para todo el mundo.
- Que la gente entienda que PAZ, es paz, no comercio de petróleo a cambio de vidas humanas.
- Que una vida vale lo mismo aquí que en Afganistán, aquí que en Colombia.
- Que el AMOR, siempre será amor y nunca nadie podrá mandar de quién me puedo enamorar. El día que todos entendamos esto seguro que seremos un poquito más felices.
- Que la palabra PAREJA no tiene género.
- Qué un niño educado en el calor de un hogar con una pareja que desea darle lo mejor siempre será más feliz que en un orfanato.
- Qué la Iglesia se de cuenta que no puede pedir solidaridad cuando es el mayor imperio del mundo y sus arcas rebosan.
- Que Dios dijo “amaos unos a otros” y no “amaos mujeres a hombres u hombres a mujeres”
No pongo más guiones, resumiendo, sólo pido un poquito de coherencia y menos barrer cada uno para su casa.

Hasta el año que viene y feliz regreso a Oriente.

SuperManzana.

Posted by SuperManzana at 11:09 p. m.